miércoles, 6 de febrero de 2008

Un singular retrato de Juan de Goicoechea engrosa los fondos de Goya en Zaragoza


El Museo de Zaragoza expone desde hoy el "singularísimo" Retrato de Juan Martín de Goicoechea, de Francisco de Goya, que pasa a engrosar los fondos del genial pintor de Fuendetodos en Zaragoza y que el Gobierno de Aragón ha adquirido por 3.952.000 euros.

El cuadro fue presentado hoy oficialmente por el director del Museo de Zaragoza, Miguel Beltrán, quien explicó que Juan Martín de Goicoechea fue captado en este retrato por su gran amigo Goya tal y como éste era, con enorme cariño y "fuera de alharacas", delante de un fondo oscuro para darle más carácter.

Fue pintado hacia 1790, después de un viaje que Goya hizo desde Madrid a Zaragoza, cuando era ya pintor de la Corte y tenía en torno a 44 años.

Durante 23 intensos días el artista aragonés hizo buenos estudios y bocetos de dos grandes amigos "del alma", el propio Goicoechea y Martín Zapater, a quienes pintó, ya en Madrid, sendos cuadros que luego les regalo.

Éste es uno de ellos y su importancia para Aragón radica en que enlaza con las colecciones que ya posee el Museo de Zaragoza y, más concretamente con el de "Luis María de Borbón y Vallabriga", el primer retrato infantil pintado por el Goya joven, y adquirido por el Gobierno aragonés la pasada primavera.

Esas adquisiciones supondrán un nuevo paso hacia el museo del siglo XXI, una vez superado el del siglo XX, dijo Beltrán.

La consejera de Cultura, Eva Almunia, por su parte, hizo hincapié en que éste es el segundo retrato adquirido por Aragón en pocos meses, y explicó que el Ejecutivo sigue "muy pendiente" de cualquier obra de Goya que pueda encajar en la política de compra de obras de Goya.

El Gobierno se interesa especialmente por aquellas que correspondan a la época del Goya joven, del que vive en Aragón y se relaciona con gente de Aragón, y para ello intenta "rascar" presupuesto de todas las instituciones interesadas.

En este sentido, dijo que ya está reservado "Escena de Escuela", sobre el que se han ultimado ya los trámites administrativos para que pueda llegar a Aragón en breve.

La obra que hoy se presentaba, apuntó además, ha sido "cara", pero la decisión de comprarla corresponde a la determinación de que debían de ser los aragoneses quienes la poseyeran, y supone "un paso más" hacia ese "gran e importante" Espacio Goya.

Juan Martín de Goicoechea era un burgués ilustrado, emprendedor, protector de las Artes y persona imprescindible en la Academia de las Artes de San Luis.

En el cuadro posa en posición de tres cuartos, viste casaca marrón y lleva sobre el pecho la cruz de Carlos III, condecoración que le fue concedida en 1789.

Resalta el rostro, ciertamente brillante, que contrasta con los marrones de la casas, y el fondo negro y neutro del conjunto.