viernes, 27 de junio de 2014

PhotoEspaña 2014 en Zaragoza. Testigos de las revoluciones árabes


La exposición de PhotoEspaña 2014 en Zaragoza cuenta con trabajos de seis fotógrafos que dan testimonio de las duras realidades vividas en Egipto, Libia, Barhein y Siria: Manu Bravo, Diego Ibarra Sánchez, Guillem Valle, Maysun, Alfonso del Moral y Ricardo García Vilanova.

Muchos recordarán aquel enero de 2011, donde la primavera se adelantó al invierno en el mundo árabe. Sucedió, repentina e inesperadamente, en una mañana invernal. Miles de jóvenes tunecinos salieron a las calles a reivindicar derechos sociales y mejoras laborales en un país bajo el yugo de la dictadura de Zin Al Abidin Ben Ali. Aquella primera manifestación animó a otros miles más de ciudadanos a exigir sus derechos fundamentales y la salida de Ben Ali.

Esos acontecimientos en Túnez encendieron la chispa del descontento en los países vecinos, desde Egipto hasta Bahrein, donde se repitieron las protestas populares. La prensa internacional lo bautizó la primavera árabe, un termino un tanto optimista y demasiado general para englobar lo que ha acontecido en los tres últimos años en el mundo árabe.

Tras la caída del dictador, Túnez, Egipto, Libia y Yemen celebraron sus primeras elecciones democráticas, acabando así con décadas de absolutismo hereditario. Los comicios libres que salieron de las revueltas árabes dieron la victoria a los islamistas en Túnez y Egipto. Los militares egipcios supieron jugar sus cartas y aprovecharon el descontento de los Hermanos Musulmanes para imponerse de nuevo con un golpe militar. La violencia, la represión y las muertes continúan en la mayoría de países árabes que se revelaron por el cambio.

En Túnez, tres años después de la revolución del Jazmín, aquellos que lucharon contra el nepotismo y la corrupción del antiguo régimen, temen ahora que se imponga una dictadura islamista.

En Libia, las nuevas autoridades no tiene capacidad de hacer frente a milicias islamistas que amenazan la estabilidad del país. El pueblo yemení sigue igual de dividido a la espera de entablar un dialogo nacional.

Siria vive sus días más negros. Con más de 150.000 muertos, la actual situación de guerra civil sólo puede traer una ¿iraquización¿ o una larga y cruenta guerra al estilo de los Balcanes, donde las potencias mundiales apoyan a uno u otro bando permitiendo que el país se desangre.

Centro de Historias
Pza. San Agustin, 2
Teléfono: 976 721 885
Del 14 de Mayo al 20 de Julio de 2014
Organiza: Sociedad Municipal Zaragoza Cultura